Coordinadora Estatal de Mujeres Abogadas

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Imprimir

XIV Congreso Estatal de Mujeres Abogadas - Tenerife 2000

“Mujeres y Globalización de la Economía”

CONCLUSIONES DEL TALLER “LA MUJER Y EL MUNDO EMPRESARIAL"

PRELIMINAR

Ante el riesgo que implica el proceso de globalización económica de agravamiento de la situación de desigualdad de las mujeres, solicitamos de los Poderes Públicos, de los gobiernos y fuerzas sociales desplieguen medidas de vigilancia y control tendentes a evitar la materialización del peligro que constatamos.

CONCLUSIONES

1.- Consideramos que el autoempleo y la creación de empresas por parte de la mujer puede ser uno de los cauces para atajar las diferencias de género y para ello, resulta imprescindible iniciar desde todos los organismos públicos y privados y, en especial, desde los distintos organismos de igualdad e Institutos de la Mujer, campañas de concienciación y promoción del autoempleo femenino y ello a través de medios de comunicación de masas.

2.- Denunciamos el despilfarro de los fondos destinados a la formación para el autoempleo y la creación de empresas, y exigimos programas integrales que engloben una formación eficaz con control de calidad, seguimiento del proyecto y favorecimiento de la financiación, en la creación de autoempleo y empresa por parte de las mujeres.

3.- Instamos a las entidades de crédito a favorecer fondos para la creación de autoempleo y empresa de mujeres mediante la habilitación de créditos con tipo de interés preferencial y condiciones favorables para el desarrollo del proyecto, tales como períodos de carencia, la viabilidad del proyecto como aval suficiente y otros similares. Para ello solicitamos de los organismos de igualdad y los Institutos de la Mujer la colaboración con las citadas entidades.

4.- Para permitir el acceso real de las mujeres con un proyecto de autoempleo o empresa a las subvenciones exigimos:

- Ampliación de las cuantías.

- Que no existan limitaciones por razón de la actividad si el proyecto es viable

- Se establezcan subvenciones permanentes en el tiempo, no sujetas a coyunturas políticas

- Reconocimiento de las comunidades de bienes y sociedades civiles como beneficiarias de las subvenciones

5.- Para favorecer la viabilidad de los proyectos de autoempleo y empresa de las mujeres, instamos a que se aborden las modificaciones legislativas pertinentes, de forma que las cuotas de la Seguridad Social sean minoradas en un período inicial de la actividad, sin merma de los derechos derivados de las mismas.

6.- Exigimos la regulación legal de los contratos laborales realizados a través de medios informáticos (teletrabajo).

7.- Exigimos la regulación legal del teletrabajo y más concretamente las condiciones de trabajo (retribución, jornadas, pausas obligatorias, etc.).

8.- Ante el riesgo de que el teletrabajo se convierta en una nueva forma de esclavitud y aislamiento de la mujer, reclamamos de los organismos públicos, asociaciones y organizaciones sindicales, control y seguimiento de la evolución de esta realidad social y económica.

 

CONCLUSIONES DEL TALLER DE GLOBALIZACIÓN ECONÓMICA

1.- Debe evitarse que la globalización económica incremente y perpetúe las diferencias entre regiones ricas y pobres y entre hombres y mujeres.

2.- Constatamos la necesidad de arbitrar un nuevo contrato social para la nueva realidad que alumbra la globalización, basado en la igualdad con respeto a la diversidad, la solidaridad, la cooperación humana y el bienestar colectivo.

3.- La globalización y las nuevas tecnologías deben contemplarse como una nueva oportunidad para fomentar la paridad de género, desarrollando los mecanismos necesarios que contrarresten las eventuales consecuencias negativas de este proceso para las mujeres.

4.- La globalización conlleva altos grados de cesión de soberanía, desregulación de mercados y cambios significativos en el sistema impositivo con eventual reducción de los niveles de recaudación pública.

Exigimos que se arbitren las medidas necesarias que eviten recortes del gasto público y reducción del “estado del bienestar”, dado que son las mujeres las que suplen dicho déficit.

5.- Constatamos que las nuevas tecnologías reproductivas convierten el cuerpo de las mujeres en campo de especulación. En consecuencia, proponemos la Bioética como contrapeso al descontrol en la manipulación genética y como garantía del derecho de las mujeres a la inviolabilidad de su cuerpo.

6.- Consideramos que el desarrollo humano requiere la contribución por igual de los hombres y las mujeres en la producción y reproducción social, comprendiendo esta última la reproducción biológica, la guarda y educación de los niños/as, cuidado de los miembros de la familia vulnerables (enfermos/as, personas mayores), el trabajo doméstico, la distribución y reparto de recursos para el sostenimiento y producción para el autoconsumo de la familia.

La reproducción social representa el 70 por ciento de la economía, del cual un 69 por ciento es llevado a cabo por mujeres, mientras que el 31 por ciento restante se desarrolla por ONG’s

7.- El avance de la sociedad necesita el empoderamiento de las mujeres, para no perder el caudal humano y de sabiduría que aportan a la colectividad, por lo que debe incrementarse la conciencia, identidad y confianza de las mujeres en sí mismas.

8.- Utilicemos las nuevas tecnologías para establecer redes entre mujeres que desarrollen modelos alternativos que garanticen la solidaridad y el bien colectivo, respetando la paridad entre hombres y mujeres.

 

CONCLUSIONES DEL TALLER MUJER E INMIGRACIÓN

1.- Instamos a los gobiernos de los países la elaboración de políticas que impliquen medias paliativas dirigidas a que la globalización no sólo conciba el mundo como un lugar de rentabilidad económica, sino como un medio para la convivencia, la igualdad, la paz y el desarrollo de todos los seres humanos que lo habitan.

2.- Exigimos a todos los gobiernos que la política económica tenga como principio la reinversión y redistribución de la riqueza en países de origen de inmigración

3.- Instamos a los gobiernos para que las políticas de inmigración conlleven la eliminación de fronteras favoreciendo la libre circulación y establecimiento de todas las personas en igualdad de derechos.

4.- La política estatal de inmigración debe garantizar los derechos humanos, la igualdad de derechos y el desarrollo integral de las personas, diseñando acciones desde las distintas administraciones dirigidas a favorecer un marco de convivencia basado en valores democráticos y de universalización de derechos fundamentales y actitudes tolerantes que permitan valorar la diversidad como un enriquecimiento mutuo de la sociedad en general.

5.- Instamos la aprobación de una directiva comunitaria específica para la lucha y persecución de las redes ilegales de colocación exigiendo el cumplimiento de la normativa laboral, incluida la prevención de riesgos y salud laboral.

6.- Exigimos al gobierno del Estado la adopción de medidas urgentes para solventar los graves problemas que sufren las zonas más afectadas por la afluencia masiva de inmigrantes, cuya capacidad para acogerlas es limitada geográfica y económicamente, dotando presupuestariamente la creación de la infraestructura necesaria para su acogimiento en todo el territorio del Estado.

7.- Proponemos la revisión de los criterios de la política estatal de empleo, de modo que las ofertas de trabajo para mujeres inmigrantes se adecúe a las demandas reales de los empleadores sin sujeción a la situación nacional del empleo, propiciando así, la lucha contra la economía sumergida con actuaciones que hagan aflorar esta, fundamentalmente en la agricultura y el servicio doméstico.

8.- Exigimos que se garantice el respeto de los derechos de la mujer inmigrante, constitucionalmente reconocidos, con independencia de su situación administrativa, adoptando medidas que favorezcan su integración social, mediante el acceso a los servicios sociales, sanidad, vivienda, educación y empleo.

9.- Demandamos medidas dirigidas a conseguir el bienestar de la mujer inmigrante para que sea sostenible y que deberá ir indisociablemente unido, a la mejora de su condición social y económica. Esto se conseguirá dándole una mayor posibilidad de influir en su propia vida, instruyéndola y ofreciéndole oportunidades para ejercer una actividad remunerada. Deberá concederse a la mujer inmigrante el derecho a la participación en pie de igualdad, con la mujer del país de acogida, así como el derecho a la reagrupación familiar eliminando las limitaciones que la Ley contiene sobre su tramitación y el plazo para alcanzarla (actualmente de un año).

10.- Mostramos nuestra más rotunda oposición al texto de la reforma de la L.O. 4/2000, o cualquier otra propuesta legislativa, que restrinja los derechos ya reconocidos a las personas inmigrantes.

11.- Declaramos que el tráfico de mujeres es desde todas las perspectivas una violación de los derechos humanos y constituye un modo de esclavitud. Exigimos de los gobiernos rigor en la persecución y sanción del tráfico de mujeres inmigrantes.

12.- Proponemos la modificación del Estatuto de Asilo y Refugio a fin de incluir a las mujeres que, por tal condición, se ven obligadas a abandonar su país para evitar situaciones degradantes a las que son sometidas por aplicación de prácticas culturales y religiosas.

 

RESOLUCIÓN DE LA ASAMBLEA

1.- Instar a la Mutualidad General de la Abogacía que asuma la prestación de la baja por maternidad en las mismas condiciones que para las trabajadoras autónomas reconoce la Disposición Adicional 11bis de la Ley General de la Seguridad Social de 1994, al ser una entidad alternativa de la Seguridad Social.

2.- Reclamar a los organismos centrales del INSS que la prestación de baja por maternidad pueda ser disfrutada por el padre en los supuestos que la madre no esté de alta en ningún régimen de la Seguridad Social, equiparando la protección reconocida en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), a las letradas que optaron por pertenecer a la Mutualidad General de la Abogacía.

3.- Instar al Consejo General de la Abogacía para que recomiende a los Colegios de Abogados que eximan a las abogadas del pago de las cuotas colegiales en los tres meses siguientes al parto y/o adopción.

Tenerife, octubre de 2000