Coordinadora Estatal de Mujeres Abogadas

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Imprimir

VII Congreso Estatal de Mujeres Abogadas - Las Palmas 1993

“Derecho reproductivo”

CONCLUSIONES TALLER 1

PREÁMBULO

En lo que respecta a la justificación de las NTR, compartimos y apoyamos los procedimientos que permitan a la mujer decidir más libremente sobre su cuerpo y su maternidad, en definitiva, sobre su propia vida; pero no podemos, ni creemos que la sociedad deba soslayar los derechos humanos de los que ya han nacido y viven por debajo del umbral de cobertura mínima de necesidades sociales, ni los de la mujer que afronta en solitario los primeros años de la vida de la prole. Apoyar indiscriminadamente una procreación minoritaria y de alto coste, a expensas de la gratuidad social de la maternidad natural, es un lujo que no debemos permitirnos. No se trata, tampoco, de imponer tabúes éticos sobre la investigación, sino de que la sociedad tenga claro que tipo de valores quiere aplicar en estos avances, porque lo que en definitiva está en juego en ellos es la dignidad de la persona.

La ley debería proteger a la mujer frente a los riesgos que implica para la salud la utilización de estas técnicas. Asimismo, debe garantizar el control social respecto de las desviaciones no idóneas que pueden derivarse de la utilización de la F.I.V.

En los conflictos de intereses que se produzcan, estimamos que deberá prevalecer, en primer lugar, los de la mujer como persona titular de derechos, en segundo lugar, los del preembrión, embrión o feto, como bien jurídico a proteger, y en tercer lugar, los de la ciencia cuyo desarrollo sólo tiene justificación en función de los derechos anteriores.

CONCLUSIONES:

Primera: pedimos el desarrollo reglamentario urgente y la creación de los órganos de control previstos en la Ley, entendiendo imprescindible que en la Comisión Nacional de la Fecundación Asistida estén presentes, médicas, juristas y organismos institucionales que tengan como finalidad el tema de la mujer.

Segunda: La I.A. y la F.I.V.T.E. son dos técnicas diferentes que requieren tratamientos legislativos distintos.

Tercera: Deberán sustituirse todos los criterios de prevalencia del éxito del programa por los de tutela de salud de la mujer, así el art. 2.1 a) “Cuando no suponga riesgo para la mujer y tenga posibilidades de éxito” y art. 4 “... el número de embriones adecuado para no poner en peligro la salud de la mujer”.

Cuarta: eliminar el consentimiento del marido en el acceso a estas técnicas.

Quinta: en los contratos de alquiler de úteros, se introduce la siguiente modificación: Art.10.3 “ No se permitirá, en ningún caso, la acción de reclamación de la paternidad respecto del padre biológico”.

Sexta: si en aplicación de estas técnicas naciera un hijo con material genético de un padre premuerto, la filiación tendrá el mismo tratamiento que el resto de las contempladas en la Ley.

Séptima: darle un tratamiento penal a las infracciones contempladas en el art. 20 con la graduación correspondiente al mal que causara una de ellas.

 

CONCLUSIONES A LAS PONENCIAS APROBADAS EN EL TALLER 2

PONENCIA: “IMPROCEDENCIA DEL PRINCIPIO DE PRUEBA EN LAS ACCIONES DE FILIACIÓN”

Primera: la modificación del art. 127 del C.C. en el sentido de suprimir en su totalidad el párrafo segundo del mismo.

Segunda: los argumentos en los cuales se ha de basar tal supresión son:

a) de carácter constitucional por entrar en seria confrontación con lo recogido en los arts. 24 y 39 de la C.E.

b) igualmente, artículos de la L.E.C. rechazan el párrafo segundo del art. 127.

c) porque se introduce en una ley sustantiva, un artículo de total contenido procesal.

 

PONENCIA: “HIJOS MATRIMONIALES Y NO MATRIMONIALES, UNA FORMA DE DISCRIMINACIÓN”

Primera: desaparición de la distinción entre la filiación matrimonial y la no matrimonial, de manera que como acontece en la filiación no matrimonial la determinación legal de la filiación sea divisible.

Segunda: supresión del artículo de la Ley y del Reglamento del Registro Civil de toda referencia al estado civil de los padres en las actas de inscripción de nacimiento de los hijos, y anotaciones posteriores.

Tercera: unidad de tratamiento en el ejercicio de las acciones de filiación con independencia de si los padres están o no casados entre sí.

Cuarta: establecer un procedimiento único sumarísimo para la resolución de las controversias derivadas del ejercicio de la P.P.. Hasta tanto no se legisle en este sentido, aplicación analógica de las medidas provisionales de separación, nulidad y divorcio.

Quinta: modificación del tipo del 487 Bis del C.P. en el sentido de hacerlo extensivo a todo tipo de pensiones alimenticias acordadas mediante resolución judicial.

PONENCIA: “LA PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD POR LA C.E.”

Única: que la cohesión entre los países de la Unión Europea lo sea por la vía del progreso en las condiciones de vida y trabajo de los trabajadores y trabajadoras proclamado en el art. 117 del T.C.C.E.E. aplicando estrictamente el principio de la armonización hacia lo alto, tanto en lo que respecta a la protección de la maternidad como la igualdad de trato entre hombres y mujeres.

 

PONENCIA: “INCIDENCIAS DE LA MODIFICACIÓN DEL ART. 159 DEL CÓDIGO CIVIL”

Única: reiterar la conclusión del IV Congreso de Mujeres Abogadas del año 1990.

El juez atribuirá la custodia de los menores al progenitor que, prioritariamente, durante la convivencia, se haya ocupado de atender sus necesidades.

Asimismo, para determinar la atribución de la custodia, será preceptivo recabar informes psico-sociales.

 

PONENCIA: “PROTECCIÓN DE LA MATERNIDAD BIOLÓGICA FRENTE A LA TUTELA ADMINISTRATIVA, GUARDA, ACOGIMIENTO Y ADOPCIÓN DE MENORES.”

Primera: debe ser el juez el que declare en primer lugar si hay una situación de desamparo mediante resolución, sólo en el caso de que el juez estimase este desamparo la Administración ejercería la tutela y nunca por su propia iniciativa.

Segunda: que en los supuestos de guarda de la entidad pública deben intensificarse los esfuerzos para la reinserción del menor en su propia familia, adoptando medidas de índole asistencial teniendo en cuenta que en la mayoría de las veces las carencias que afectan al menor afectan también a su propio círculo familiar.

Tercera: reiterar la conclusión del V Congreso de Mujeres Abogadas del año 1991.

“En los procedimientos judiciales de acogimiento y adopción será preceptiva la intervención de Letrado para la asistencia y la defensa de los padres biológicos”